Protección de cámaras

Durante la temporada de conservación las cámaras frigoríficas se encuentran expuestas a diversas circunstancias que pueden ejercer influencia entre otros en la temperatura y presión. Algunas variaciones tienen consecuencias directas en las condiciones atmosféricas en su instalación frigorífica y piden una protección adecuada. Para una protección óptima Besseling le ofrece una amplia gama de productos y aparatos de detección.

Balón compensatorio: Al calentar y enfriar el aire, el volumen de aíre de una cámara frigorífica es muy cambiable. Para neutralizar estas variaciones se instala un balón compensatorio también llamado pulmón. Se almacena en dicho balón el exceso de aire de la cámara volviéndose a introducir en la cámara en caso de producirse una depresión. Con ello se evita que penetre de forma indeseada aire del exterior con la debida aportación de oxígeno.

Protección para la sobrepresión y depresión: Las diferencias de presión tienen gran influencia en la construcción de una cámara CA/ULO cerrada. En casos extremos el balón compensatorio puede insuficiente. Todas las cámaras frigoríficas se deben equipar con protección contra la sobrepresión o la depresión que entrarán en funcionamiento con una sobre/depresión de 10 mm columna de agua. Sin dicha protección, los techos y las paredes pueden quebrarse o partirse.

Ventilador de aireación: El ventilador mantiene el porcentaje de CO2 bajo durante el período de entrada y enfriamiento del género en la cámara. Durante el período de conservación aporta de forma controlada oxígeno a la cámara cuando el análisis de O2 detecta que este es demasiado bajo.

Gracias por anunciarse en nuestra carta informativa.